Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Élise Girard: “Las películas de hoy ya no perduran”

Votos

(Total de votos recibidos 0)

(Puntuación 0)

elise
La cineasta francesa Élise Girard, que participa en la Competición Internacional Rellumes con la comedia romántica Strange Birds, compareció esta mañana en una nueva edición de Los vermús FICX del Toma3.
Girard cuenta la historia de una joven (Lolita Chammah) que llega a París y se enamora de un viejo librero huraño (Jean Sorel), cuya avanzada edad convierte el amor en platónico. Su interés al concebirla fue “enseñar el relato de una manera diferente a la que solemos ver en este tipo de películas”. Así, lejos de caer en tópicos románticos, su film registra “momentos en los que ellos no están necesariamente juntos, o coinciden pero no se hablan”, y muestra diálogos entre ambos a través de una voz en off literaria al estilo de Marguerite Duras.

El protagonista, George, trabaja en una librería de ocasión y cuenta con un pasado oculto, que Strange Birds desvela poco a poco. “Para mí era interesante brindarle una segunda vida, rodeado de todas las historias que albergan los libros”, contó Girard, que a su vez es una ávida lectora. “Es parte de mi vida cotidiana, y considero que la gente que lee de forma asidua es diferente, porque estamos afectados por esas historias. Quería plasmar toda esa vida interior”, contó.

Además de ese universo literario, la segunda película de ficción de Girard recoge una larga serie de referencias cinéfilas. “Lo que me ha nutrido no influye de manera directa en los rodajes, pero forma parte de mi universo y seguro que se nota en mi trabajo”. Uno de estos guiños es la vuelta al cine tras una larga ausencia de Jean Sorel, el marido de Catherine Deneuve en Belle de jour (1967). “Tiene 82 años y es increíble la elegancia que sigue transmitiendo. Tenía miedo de que le pudiera pasar algo en el rodaje, pero fue muy sencillo trabajar con él”.

Como amante del cine, la autora confesó que le gusta “ver una y otra vez películas que me han gustado mucho”, pero no encuentra tantos alicientes en el cine contemporáneo. “Pienso que no queda cine interesante por filmar”, porque “las películas de ahora ya no perduran, nadie se acuerda de algo de hace cinco años”. De la quema rescató a algunos creadores vivos, como “Brisseau, Garrel, Polanski o Mann”.

Con sus trabajos, Girard tiene claro que “no va a revolucionar el cine”, y por ello siempre afronta sus proyectos “muy contenta, con mucha pasión y de forma artesanal”. Considera tener “la energía que hace falta para levantar una película” y, aunque sus equipos de producción no suelen ser muy numerosos, afirmó que le habría gustado ser pintora “para poder trabajar más tranquila y en soledad”.

Sergio de Benito

.
Palabras clave Festival de Cine, 2017