Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

4 Film Instalations

Votos

(Total de votos recibidos 285)

(Puntuación 2,98)

Secret life
Reynold Reynolds
Casi nadie pone en duda que la obra de Reynold Reynolds (Alaska, 1966) trasciende las fronteras del cinematógrafo. Sus películas, que le han convertido en uno de los directores más aclamados del cine independiente, presentan abundantes puntos de contacto con disciplinas emparentadas por vía directa con el invento de los hermanos Lumière, como pueden ser las instalaciones multimedia o la fotografía, y FICXixón aprovecha la retrospectiva que dedica al cineasta en esta 48ª edición para evidenciar esa correlación en una muestra organizada con la Fundación Municipal de Cultura que permanecerá abierta durante todo el festival para poner el complemento lógico y necesario a la proyección de los filmes Six Apartments, Six Easy Pieces, Secret Machine, Secret Life, Last Day of The Republic, The Drowning Room y Burn.

Los espectadores tendrán así la oportunidad de adentrarse aún más en el universo creativo del autor, plagado de atmósferas asfixiantes y, a ratos, de índole kafkiana: ambientes donde la realidad es de todo menos fiable y configura un microcosmos poblado de sugerencias e incapaz de dejar a nadie indiferente.

Reynolds, que estudió Fotografía y Cine en la School of Visual Arts y Física en la Universidad de Colorado, niega que lo suyo sea cine experimental, tal y como suele decir la crítica, y prefiere hablar de no-género a la hora de establecer una clasificación para sus obras. En efecto, la inclasificabilidad es uno de los rasgos principales, si no el más importante, de las creaciones de un artista que ha expuesto su obra en instituciones como el MoMA de Nueva York, la Tate Modern de Londres o el Museo d'Arte Contemporanea de Roma y que ha visto cómo sus filmes eran seleccionados para festivales de tanto caché como los de Sundance, Rotterdam o Edimburgo.

Interesado por cuestiones filosóficas –toda su obra termina por articular, al fin y al cabo, un sistema de pensamiento tan audaz como transgresor–, presenta en la exposición de Gijón cuatro de sus obras –Secret Machine, Secret Life, Sugar y Seven Days Til Sunday–, consistentes en diez proyecciones distribuidas en cuatro espacios dentro del ámbito expositivo del Centro de Cultura Antiguo Instituto. Una buena oportunidad para que el público se acerque a su obra, pero también para que el propio Reynolds consume una vez más su empeño de "mostrar mi trabajo en cuartos controlados, sin interferencia de obras o sonidos, y llegar a un público que no trata solamente temas de arte".