Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Primera retrospectiva de Juraj Jakubisko en España

Votos

(Total de votos recibidos 261)

(Puntuación 2,93)

Jakubisko 1
Aunque su debut date de 1967, no fue hasta un año después, al ser seleccionada su siguiente película, Desertores y nómadas (Zbehovia a putnici, 1968) para participar en la Mostra de Venecia, cuando el nombre de Juraj Jakubisko se convierte en uno de los más representativos de la Nova Vlná (Nueva Ola) checoslovaca, junto a talentos como Milos Forman o Jirí Menzel y a la que la represión rusa de la Primavera de Praga de ese mismo año pondría fin de manera violenta.
Jakubisko responde con la que se considera la mejor película eslovaca de los sesenta: Birds, Orphans and Fools (Vtáckovia, siroty a blazni, 1969), donde unos jóvenes construyen su propio universo "felliniano"de libertad mientras la guerra se extiende a su alrededor. Naturalmente, el filme fue prohibido por el régimen y Jakubisko, condenado al ostracismo durante casi una década.

Como contraste, Jakubisko entra en los ochenta filmando la que será la película más vista en la historia del cine eslovaco, la superproducción A Thousand-year-old Bee (Tisícrocná vcela, 1983), éxito que repitió con La Dama de las Nieves (Perinbaba, 1985). Este trabajo, inspirado en un cuento de los hermanos Grimm mezclado con la tradición del fantástico checo y eslovaco, se ha convertido en un clásico de la televisión de esos países, medio al que también aportó la serie infantil La tía de Frankenstein (Frankensteinova teta, 1987), coproducida con España.

Con la libertad surgida a raíz de la caída del muro de Berlín, Jakubisko critica en la agridulce Its Better to be Wealthy and Healthy Than Poor and Ill (LepÅ¡ie byt bohatý a zdravý ako chudobný a chorý, 1992) el capitalismo recién desembarcado en la Eslovaquia democrática. Visión nada optimista que se evidencia también en la hipnótica An Ambiguous Report About the End of the World (Nejasná zpráva o konci sveta, 1997), donde el director da rienda suelta a su imaginería excesiva para componer un muy personal retrato del mundo.

En 1992 funda con su pareja y actriz fetiche su propia productora para poder dar rienda suelta a sus proyectos, entre los que destaca la que muchos consideran su obra maestra: Bathory (2008). La película más cara de la historia de Eslovaquia repasa desde el particular punto de vista estético y estilístico de Jakubisko, la historia de Elizabeth Bathory, la Condesa Sangrienta, con referencias al arte del Bosco o los tenebristas y sin evitar temas arquetípicos como su presunto vampirismo, erigiéndose como la cúspide más barroca de todo su cine.


el50, el periódico del festival
Palabras clave Festival de Cine, 2012