Lee Sang-Woo o la ruptura del sueño americano

Sábado, 24 de Noviembre de 2012

Votos

(Total de votos recibidos 212)

(Puntuación 2,98)

lee
Lee Sang-woo es un hombre muy feliz. Está contento de estar en Gijón y no tiene ni tiempo para dormir. Su película, Barbie, compite en la Sección Oficial. Y él está aprovechando para ir a ver otras de las películas de la programación. Cuando nos encontramos se muestra efusivo, “casi no dormí, me desperté a las siete y estuve viendo la ciudad, el mar”, pero se pone serio en cuanto mencionamos Barbie, una de sus múltiples nuevas películas presentada en Gijón dentro de la Sección Oficial.
En ella nos encontramos con la historia de Soon-Young, una niña que cuida de su familia en Corea, en situación precaria. Su hermana Soon-Ja no hace nada más que desear convertirse en americana. Un día un americano y su hija aparecen en la casa familiar diciendo que van a adoptar a Soon-Young y llevársela a Estados Unidos.

“Está basada en hechos reales ocurridos en Corea hace 28 años, pero no es una película que hable mal de América ni una película sobre las adopciones ilegales, sino que trata de cómo vivir, o no vivir, de manera correcta. El sueño americano se rompe.”

Estudiante de UC Berkeley, en San Francisco, deja muy claro que él adora Estados Unidos. Sin embargo, “aunque situaciones como la de la película en Corea ya no pasan, siguen ocurriendo en otros países”.

Una de las mayores y mejores sorpresas de la película es el trabajo de sus dos actrices principales: Kim Sae-ron, que interpreta a Soon-Young, la hermana mayor de la familia, y Kim Ah-ron, que interpreta a la pequeña Soon-Ja. “La mayor es una actriz famosa en Corea; la pequeña, que es su hermana de verdad, debutaba en esta película. Cada vez que rodábamos sus escenas tenía que rodar unas veinte tomas para que memorizase el guión, pero me encanta su interpretación. Su madre, que es la manager, leyó el guión y le gustó, al igual que le habían gustado mis películas anteriores, así que decidió que ambas trabajasen conmigo.” Además del trabajo de las niñas coreanas, hay que mencionar también el trabajo de Cat Tebo, que interpreta a Barbie, la niña americana que espera por su hermana adoptiva. “Al padre de Cat lo conocí en un festival en el que presentaba mi anterior película, Mother is a Whore. Se sintió muy inspirado por la película y me comentó que su hija era actriz, así que les envié el guión y les gustó. El actor que interpreta a su padre, al americano, es en realidad un profesor de universidad en Corea.” Todos los actores trabajaron gratis, por amor al guión, añade él, mientras pregunta “¿No viste mi cameo? Soy el hombre que acosa a las niñas en el hotel.” A pesar de lo reales que son muchas de sus imágenes y de la crudeza que transmiten, también tiene momentos idílicos, “quería hacer una película que recordase un poco a un cuento de hadas.”


Décimo filme en su carrera, algunas de las anteriores películas de Lee Sang-woo son Tropical Manila (2008), Mother is a Whore (2009) o Father is a Dog (2010). Cuando le confieso que ya sólo los títulos de estos trabajos me inspiran respeto, vuelve a reírse. “Pongo títulos rompedores para que la gente venga a verla, porque mis películas son muy independientes. Pero al final todas mis películas están relacionadas con el tema de la familia. Todo el mundo en Corea cree que mi padre me abandonó, pero provengo de una familia muy feliz.”


Mientras disfruta de su estancia asturiana confiesa que ya tiene “tres películas preparadas tras Barbie. Fire in Hell acaba de ser estrenada en Moscú.” Lee Sang-woo, el entusiasta coreano que no para de hacer cine.


Claudia Lorenzo
Palabras clave Festival de Cine, 2012