Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Laurent Perreau: "L'Insurgée son dos películas en una"

Votos

(Total de votos recibidos 471)

(Puntuación 3,01)

Laurent
El director francés presentó su último trabajo, del que espera que "cada espectador saque sus propias conclusiones"

Laurent Perreau se dio cita ayer en el Meeting Point del Festival. El director francés habló del L'insurgée, título con el que participa en la competición especial Rellumes.

Con Michel Piccoli y Pauline Etienne, la película, en palabras del director, trata sobre "dos trayectorias opuestas, dos movimientos contrarios", el de la joven Claire y el de su abuelo Maurice, que conviven evitándose en una gran casa y que, sólo al final del relato, comienzan a comprenderse.

Conflicto entre dos generaciones que no pueden estar más alejadas. "A los veinte años, Maurice (ex-miembro de la Resistencia) se encontró con una guerra que había que librar; Pauline, en cambio, está buscando desesperadamente causas por las que luchar", y esto probablemente los aleja tanto como los acerca. "Son dos películas en una", añadió, "de hecho, la banda sonora es completamente diferente cuando seguimos a un personaje o a otro. Y también utilizamos dos tipos de película distintos para rodar las escenas de uno y otro". Y abundó: "Originalmente había pensado en hacer tres películas, una sobre la joven, otra sobre el abuelo y una tercera que contara el encuentro entre ambos. Mi idea era mostrar cómo esos diferentes elementos acaban fundiéndose, cómo ambos personajes terminan encontrando un punto de encuentro".

Perreau definió como "impresionante" la experiencia de trabajar con un actor de la talla de Piccoli y subrayó lo mucho que ayudó a la joven Pauline Etienne en su interpretación. "A través de la relación Piccoli, Pauline estaba naciendo como actriz, y yo me encontraba allí para presenciarlo", añadió. "Piccoli es un enorme actor que trabaja a base de silencios y miradas. En gran medida, en el rodaje llevamos a cabo una labor de poda de los diálogos para quedarnos con lo esencial".

"La película pretende dejar el espacio suficiente para que cada espectador saque sus propias conclusiones", concluyó.