Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Matthias Müller & Christoph Girardet: "No nos gusta trabajar con mucha gente"

Votos

(Total de votos recibidos 271)

(Puntuación 2,94)

Matias Muller
"Definitivamente, no hay fórmula en nuestro cine".

Ésta ha sido y, sin duda, será una máxima en la obra de los cineastas alemanes Mattthias Müller y Christoph Girardet, que llevan ya una década codirigiendofilmes dentro del campo del cine experimental, si bien cuentan también con sus propias carreras en solitario. "Aunque compartimos intereses, tenemos energías y habilidades distintas. Pero cuando rodamos un filme conjuntamente, lo considero cien por cien mío y cien por cien de Christoph", señaló Müller. "No nos gusta trabajar con mucha gente", apuntilló irónicamente el otro miembro del dúo creativo.

Los derechos legales de las películas, cuyas imágenes reutilizan o redescubren, no son un problema para la pareja. "Somos conscientes del riesgo del uso artístico del found footage, pero durante treinta años he trabajado con él y nunca he tenido problemas con los copyrights", señaló Müller. "En Alemania se permite y es legal el uso del metraje encontrado si hay un objetivo artístico".

A la hora de concebir sus trabajos con segmentos de obras de otros directores, Müller es muy claro: "Mantenemos una relación apasionada con el found footage. La fascinación viene primero, y luego intentamos buscar alguna realidad oculta en el material, para transformar esa fascinación original en algo nuevo". Y añadió: "Hay gente que utiliza el metraje ajeno como ataque o venganza. Nosotros los desmantelamos, pero lo apreciamos, aunque el uso crítico también nos parece legítimo."

Sobre los planos rodados por ellos mismos e incluidos en sus filmes, Girardet añadió: "las imágenes necesitan tiempo para adquirir una carga histórica o emocional; en ese sentido, funcionan igual que los vinos".

Los cineastas hicieron, asimismo, mención a algunos de sus referentes artísticos, entre los que han destacado, además de los más explícitos (Hitchcock o el melodrama estadounidense de los 50 y 60), a otros cineastas de la escuela del metraje encontrado, como Bruce Conner, y también la obra de Michelangelo Antonioni. "Eso sí, nunca se nos ocurriría reutilizar las imágenes del cine de gente como Stan Brakhage", puntualizó Müller con humor. Preguntados por la influencia de autores centroeuropeos en la línea de Walter Benjamin, confirmaron su interés en el tiempo y la Historia. "Consideramos la Historia como algo recurrente y cíclico. Nos interesa relacionar el pasado y el presente".