Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

El último ritual

Votos

(Total de votos recibidos 406)

(Puntuación 2,94)

juanjo_plans
Nuestro homenaje a Juan José Plans en palabras de Jesús Palacios
Juan José Plans nos ha dejado. Como un mago del misterio, el mismo que convirtió la radio en escenario fantástico de la imaginación como nunca hubiéramos soñado antes, se ha ido de golpe, para sorprendernos y mantener el suspense. Aunque la sorpresa haya sido triste, me gusta imaginarle sonriendo, enigmático, mirándonos desde el Otro Lado con compasión y comprensión. Las mismas que manifestó siempre en su obra literaria hacia esta humanidad, tantas veces huérfana de humanismo.

Plans fue uno de mis autores favoritos desde niño. Me acompañó a través de las páginas de revistas como "Historias para no dormir", que mi padre traía a casa todas las semanas. Me asustó, sí. Pero sobre todo me maravilló y me hizo pensar, con novelas como "El juego de los niños", "Babel Dos" o "El gran ritual", pioneras de la ciencia ficción y el terror en nuestro país. Le conocía, sin conocerle, a través de las ondas radiofónicas, de la letra impresa, de sus historias y relatos, sus novelas y ensayos… Pero fue una suerte inmensa el que llegara a conocerle también en persona. Porque descubrí así, junto al autor, al ser humano. A un amigo y un artista cuyo talento y erudición iban acompañados de una humildad, una sencillez y un buen humor ejemplares. Si de sus novelas y relatos, sus guiones y artículos, podíamos aprender mucho sobre el oscuro y brillante corazón del ser humano, de su personalidad y su carácter, tenemos aún más que aprender. Nunca he conocido a alguien que, con tantos motivos para vanagloriarse con justicia, fuera tan sencillo y modesto. Sabiendo, como tenía que saber, que tantos le debíamos tanto –los que escriben hoy género en este país, los que hacen cine, radio y televisión, nuestro Festival de Cine, y, sobre todo, quienes despertamos a la imaginación con su ayuda y guía-, nunca pidió cuentas a nadie, ni exigió un reconocimiento que merecía –y sigue mereciendo- más que muchos. Puede decirse, sin temor a exagerar, que gracias al verdadero autor de "¿Quién puede matar a un niño?", de relatos como "La mancha" y tantos otros, a la altura de un Bradbury, un Brown o un Bloch, hoy se puede leer y escribir en España ciencia ficción, misterio y terror, sin temor a ser marginado y relegado.

Ahora que se ha ido, es posible que nos demos cuenta de que nos falta alguien, de que nos falta algo fundamental. Solo puedo decir que para mí fue un honor y una suerte conocerle, poder llamarle amigo y compartir con él más de un café, más de una charla y unas risas, siempre amables y sinceras. Solo eso. Y mantener como último ritual sintonizada mi radio en ese canal más allá de la realidad, desde donde a buen seguro seguirá contándonos sus increíbles historias, ahora, por fin, en directo. Porque si hay radio en el Otro Lado, sin duda, Juan José Plans ya está emitiendo.
Palabras clave Festival de Cine, 2014