Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Titli presenta el lado "indie" de Bollywood

Votos

(Total de votos recibidos 240)

(Puntuación 3,03)

KANU BEHL
La película india confirma que hay otra forma de hacer cine en el país asiático.
El cine indio "off-Bollywood" irrumpe en la Sección Oficial del Festival Internacional de Cine de Gijón con la ópera prima de Kanu Behl, Titli, un soplo de aire fresco en la cinematografía de su país.
Única representante india a competición en la sección oficial, la película es una muestra de la nueva generación de cineastas independientes del país asiático.

Titli cuenta una historia de crecimiento hacia la edad adulta, la de un joven que quiere escapar de los barrios bajos de Delhi, donde reside, y de un ambiente de delincuencia y opresión. Dominado por sus hermanos, el protagonista intentará huir dándole la vuelta a una ceremonia arraigada en la tradición del país: los matrimonios concertados. "La película trata sobre el cambio de poder en la familia y en la casa", señala el director. Una cinta alejada de las historias tradicionales del cine de Bollywood, donde la familia es sagrada y no se profundiza en las relaciones de la comunidad.

En palabras de Behl, esta película nos cuenta una historia personal que por sus características acaba siendo universal. A pesar de no ser autobiográfica, el punto de partida de la narración fue la difícil relación del cineasta con su propio padre. En realidad, "es una crónica de todas las personas que trabajaron en esta película", señaló el director.

Detrás de Titli se encuentra una de las productoras más importantes de la India, acostumbrada a rodar comedias románticas y no películas independientes. "En el cine indio se tiende a mostrar una imagen exótica del país y nosotros no queríamos eso, sino una imagen cruda, acorde a la historia que estábamos contando". De ahí la decisión de rodar en Súper 16, con un estilo cercano al documental. "Queríamos introducirles en la casa y las vidas de esas personas", explicó Behl.
Palabras clave Festival de Cine, 2014