Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

La capacidad creativa del sonido envuelve Convergencias

Votos

(Total de votos recibidos 186)

(Puntuación 3,01)

Risttuules
La sección más joven del FICX explora los usos sonoros en seis películas recomendadas por la crítica
El sonido como elemento narrativo, su capacidad creativa y el uso expresivo del silencio son los hilos conductores de la segunda edición de Convergencias, la sección más joven del Festival Internacional de Cine de Gijón. En la 53, convergerán seis títulos en este espacio abierto a las nuevas voces en la dirección y en la crítica.

Coordinada por la Asociación Cultural Convergencias de la Crítica Cinematográfica, el espíritu original de esta sección se sustenta en las propuestas más singulares del cine de autor más nuevo recomendadas por críticos europeos. Los películas escogidas este año serán premières españolas.

Convergencias estrena en España Risttuules (2014), de Martti Helde (Tallin, Estonia, 1987), una emocional visión de la limpieza étnica en los países bálticos en los momentos previos a la entrada de la URSS en la Segunda Guerra Mundial, que salta las barreras del lenguaje convencional para filmar el horror a través de planos secuencias a modo de tableaux vivants. La narración de la purga de Stalin se realiza a través de las cartas de la protagonista, en una única voz en off. Llega a Gijón recomendada por David Tejero (Visual 404) y tras recibir una decena de premios en festivales internacionales.

El público de Gijón podrá ver el último premio FIPRESCI de Moscú: The Road (2015), de Rana Salem (Líbano, 1971). En su primera película de ficción, la directora plantea una atípica road-movie por las carreteras desiertas de Líbano con un joven matrimonio mostrando más emociones que palabras. El filme desafía la relatividad del tiempo cinematográfico y apuesta por el rigor sonoro, conjugando el tono poético con la mirada documental, según indica el crítico Eduardo Guillot, quien propuso este título a Convergencias.

Transatlantique (2014), de Félix Dufour-Laperrière (Quebec, 1981) es una rotunda ópera prima que traslada al espectador al interior de un carguero, haciéndole partícipe de la cotidianidad a bordo, una isla de hombres en la inmensidad del océano Atlántico. Durante treinta días, el director y sus hermanos Nicolas y Gabriel registraron los sonidos/la vida del barco, siguiendo la corriente del documentalismo inmersivo, aunque su singularidad reside en su relación con el cine silencioso, según apunta la bloguera inglesa Rebecca Naughten, otra de las críticas de la segunda edición de Convergencias.

Uno de los objetivos de esta sección es la búsqueda de nuevos nombres en la crítica, por ello en este año mostraremos la recomendación de Jesús Choya Zataraín, crítico de 16 años fundador de la web La Llave Azul. Os Olhos de André (2015), de António Borges Correia (Almada, 1966) es una exploración de los límites de la relaciones familiares a través de los protagonistas de la historia real que el director no cuenta, sino que observa. Este trabajo, entre el documental y el cine naturalista, ganó tres premios en el último IndieLisboa.

Krisha (2015) llega a Convergencias con una sólida trayectoria en el circuito de festivales internacionales - incluida la Semana de la Crítica de Cannes- en los que ya ha logrado siete premios. La ópera prima de Trey Edward Shults (Houston, 1988) es una trama de suspense electrizante cuyos intérpretes son la familia del director. Para contar la decadencia mental del personaje principal (su tía Krisha), se representa el desencuentro doméstico el Día de Acción de Gracias. Shults, habitual ayudante de cámara de Terrence Malick, convierte una tranquila fiesta familiar en un terrorífico desasosiego, según indica la crítica Carlota Mosegui en su recomendación.

Convergencias completa su cartel con Test (2014), de Aleksandr Kott (Moscú, 1973), título que ya lleva nueve premios internacionales (Tokio, Antalya, además de los Nika, los premios de la Academia Rusa). En esta película no hay ni un solo diálogo, es una película muda en la que el lenguaje utilizado corresponde a las acciones de los personajes. Ambientada en una humilde granja de la estepa en la era soviética más serena, Kott pone la cámara al servicio de una sencilla historia sobre cómo puede ser la vida en un entorno el que la naturaleza no puede ser controlada, introduciendo la conquista romántica en la ecuación. Para el crítico Pablo G. Taboada (Cinemanía), en Test hay "un autor intentando hacerse entender de forma completamente orgánica y natural".

El Festival Internacional de Cine de Gijón (20-28 noviembre) está organizado por el Ayuntamiento de Gijón, a través de Divertia Gijón S.A., y patrocinado por Liberbank, el Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y el Gobierno del Principado de Asturias. Colaboran la Televisión del Principado de Asturias, Seguros Santa Lucía, Acción Cultural Española (AC/E) a través de su Programa de Internacionalización de la Cultura Española (PICE) en su modalidad de Visitantes e Iberia.
Palabras clave Festival de Cine, 2015