Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

El FICX presenta una Sección Oficial con 16 títulos esenciales

Votos

(Total de votos recibidos 213)

(Puntuación 2,98)

seccionoficial

La competición incluye los últimos largometrajes de Brillante Mendoza y Arturo Ripstein, y volverá a contar con Hong Sang-Soo y Sacha Polak


La Sección Oficial ha convertido al Festival Internacional de Cine de Gijón en un punto de referencia para los que les gusta el cine más sugestivo, más orgánico y afilado, un cine sin doblez que conmueve, divierte o inquieta. La competición de La 53 acoge 16 títulos, muchos de ellos avalados por los premios conseguidos en los festivales más prestigiosos del circuito internacional, como Cannes, Berlín, Venecia, Locarno, Sundance o Toronto, además de por el aplauso de crítica y público. Nos encontramos con algunos nombres conocidos como Brillante Mendoza y Arturo Ripstein, que presenta La calle de la amargura,una producción de España y México que abrirá el FICX el día 20. El concurso contará además con directores de referencia del cine independiente como Radu Jude, Celso García, Neeraj Ghayman y Nabil Ayouch.

La competición incluye producciones de relevancia de todos los rincones del planeta. La hispanomexicana La calle de la amargura será la representante de la producción nacional en La 53. Los talentos europeos se muestran en Gijón con películas como Aferim!, Zurich o Je suis un soldat. El cartel sobrepasa las fronteras europeas con trabajos de países como México (La calle de la amargura, La delgada línea amarilla), Brasil (Neon Bull) o Marruecos (Much Loved), Masaan, Umrika y Right Now, Wrong Then destacan el potencial del cine asiático en una sección en la que Estados Unidos participará con The Diary of a Teenage Girl y Nasty Baby.

La clausura de La 53 correrá a cargo de Christian Zübet y su último largometraje, One Breath, thriller que tiende puentes entre la rica Alemania y la empobrecida Grecia a través de la desesperación de dos mujeres: una que ha perdido a su hija pequeña y otra que no quiere asumir responsabilidades familiares.

La competición

Aferim!, de Radu Jude (Bulgaria, República Checa, Rumanía). Premiado con el Oso de Plata al Mejor Director en la última Berlinale, Jude parte de una estructura de western para armar una road movie en blanco negro sobre uno de los episodios olvidados de la historia de Rumanía: la esclavitud de los gitanos en el siglo XIX. Jude, una de las voces más singulares de la cinematografía rumana actual, utiliza como leitmotiv la explotación del hombre por el hombre en esta comedia de humor negro en la que campan la intolerancia, el racismo, la xenofobia y la misoginia. La película, cuyo título es una expresión turca que significa bravo, se llevó premios también en IndieLisboa y Sofía.

Taklub, de Brillante Mendoza (Filipinas). El director homenajeado el año pasado por el FICX, presenta a la competición su última película, con la que ganó el premio del Jurado Ecuménico de Cannes. Retrato íntimo de los supervivientes al tifón Yolanda, el más fuerte registrado en la historia de Filipinas, que dejó más de 2.500 muertos. Mendoza pone el foco en tres sobrevivientes que no sólo lloran por todo lo perdido, sino que también porque tienen que reconstruir sus vidas desde la miseria.

Masaan, de Neeraj Ghayman (India). Tras su paso por Un Certain Regard, el director se llevó el Premio Avenir y el FIPRESCI con este drama desafiante sobre dos familias de la muy sagrada Benarés atrapadas en las restricciones hinduistas. Ghayman enfrenta el torbellino de la modernidad con las rígidas tradiciones, componiendo un crudo cuadro de la situación de las mujeres en la India. Masaan significa pira en hindú y ahí es donde el director pone a sus personajes, aunque lejos del fuego de Bollywood.

Umrika, de Prashant Nair (India).El segundo largometraje del director indio se llevó el premio del público en Sundance. Alejado de las formas y los fondos de Bollywood, Nair narra el camino de un joven hacia su destino a través de las cartas desde América que recibe de su hermano. Suraj Sharma (Vida de Pi) y Tony Revolori (Gran Hotel Budapest) protagonizan esta película que plasma en la pantalla la esperanza colectiva generada cuando un individuo intenta hacer realidad sus sueños.

Zurich, de Sacha Polak (Holanda, Alemania, Bélgica). Regresa al FICX la directora holandesa tras estrenar Hemel en Rellumes en 2012, y lo hace con un austero retrato de una joven a la deriva por el que volvió a recibir premio en Berlín. En su segundo largometraje, Polak aborda el dolor, el abandono y el desamor de manera áspera, tanto como el asfalto por donde vaga la protagonista, que deambula por las carreteras de Europa para olvidar un pasado amoroso ensamblado con mentiras. A esta mujer en crisis le da vida Wende Snijders, una cantante de éxito en los Países Bajos.

La delgada línea amarilla, de Celso García (México). El director mexicano triunfó en Guadalajara y Montreal con esta road movie que explora sin rubor la sensibilidad masculina a través de cinco obreros contratados para pintar la línea divisoria de una asfixiante carretera del México profundo. La línea amarilla no sólo separa carriles en esta película conmovedora, también separa el bien del mal, la risa del llanto o la vida de la muerte. Producida por Guillermo del Toro, Bertha Navarro (El laberinto del fauno) y Alejandro Springall (compitió en Gijón con Santitos).

Nasty Baby, de Sebastián Silva (USA). Aunque el director chileno recogió el premio Teddy en el último Berlín por esta comedia, insiste en que no es una película sobre la discriminación sexual. Silva, que también protagoniza esta historia de una pareja gay e interracial que quiere de tener un hijo con una buena amiga, argumenta que las preferencias sexuales no son importantes en el conflicto moral que plantea. Rodada en su propio apartamento de Brooklyn, la película cuenta con Kristen Wiig como la futura madre.

Je suis un soldat, de Laurent Larivière (Francia).Los críticos premiaron en Cannes este thriller hilado alrededor del tráfico de perros. Para su primer largometraje, el director francés contó con los talentos interpretativos de Louise Bourgoin y el veterano Jean-Hugues Anglade para contar con aspereza la lucha de una joven por escapar de la miseria.

Right Now, Wrong Then, de Hong Sang-Soo (Corea del Sur).El director coreano regresa a la competición del FICX con una lírica historia que conquistó el Leopardo de Oro y el premio ecuménico en el último Locarno. Con sutileza psicológica, pone delante de su cámara a un cineasta al que somete a la duda, a la inquietud y al nacimiento de un nuevo amor. Y lo hace con grandes dosis de humor y sensibilidad. A Hong ya le han colgado la etiqueta de Woody Allen coreano, para otros es un “alquimista de la cotidianidad”. En Gijón, que se rindió a su mirada en la retrospectiva que le dedicó en 2013, siempre será el perfeccionista que invita a resolver las ecuaciones que plantea.

Black, de Adil El Arbi y Bilall Fallah (Bélgica). Toronto premió este West Side Story belga que comienza como una teen movie feroz y transcurre como un thriller implacable. Los directores se basaron en una novela del escritor flamenco Dirk Bracke para mostrar sin barniz el corazón de las bandas urbanas de Bruselas, con un Romeo y una Julieta ante un difícil dilema: su amor o la lealtad a la pandilla.

The Diary of a Teenage Girl, de Marielle Heller (USA). La novela gráfica homónima de Phoebe Gloeckner sirvió a Heller para aparcar la interpretación y debutar detrás de la cámara. De momento, lleva varios premios en el circuito internacional de festivales, entre ellos Berlín. La escena post-hippie californiana de los setenta enmarca el despertar sexual de la protagonista. Segunda oportunidad de ver a Kristen Wiig en la Sección Oficial de La 53.

Neon Bull, de Gabriel Mascaro (Brasil, Uruguay, Holanda). Una de vaqueros (brasileños) que conquistó al jurado de la sección Horizontes en la última edición de Venecia. Mascaro observa como un documentalista la vida de los rodeos típicos brasileños ofreciendo una historia sencilla de gentes sencillas. Para su segundo largometraje, el director contó con Diego García en la fotografía, responsable también de la imagen de Cemetery of Splendour, última película de Apichatpong Weerasethakul que exhibirá el FICX en el ciclo dedicado al director tailandés.

Much Loved, de Nabil Ayouch (Marruecos, Francia). Después de rodar la aclamada Los caballos de Dios, Ayouch clavó su mirada crítica en la prostitución. Desde su pase en Cannes, director y actriz principal están amenazados de muerte y la película está prohibida en Marruecos por atentar contra la imagen del país y ultrajar a la mujer (sic). Antes de rodarla, el director entrevistó a 300 prostitutas de Marrakech durante un año.

The Ardennes, de Robin Pront (Bélgica).Para su ópera prima, el director belga detalla la relación conflictiva entre dos hermanos que viven al margen de la sociedad y que intentan salir adelante. Y para componer la trama, utiliza las onduladas y boscosas Ardenas como un personaje más. La película permitirá a los más curiosos comparar el trabajo del actor Jan Bigvoet, aquí con un papel destacado, y protagonista de El abrazo de la serpiente, presente en Gran Angular.

Land of Mine, de Martin Zandvliet (Dinamarca, Alemania). La guerra no acaba cuando se firma la paz. Cuando Alemania se rindió en 1945, en la costa occidental danesa comenzó otra dura batalla: los jóvenes soldados alemanes que fueron obligados a retirar miles minas plantadas en la arena por el ejército nazi. Zandvliet muestra el maltrato infligido a esos prisioneros, un oscuro episodio de postguerra poco conocido. Zandvliet regresa a la Sección Oficial como director, en la que estuvo presente en 2012 como guionista de Teddy Bear.

La competición de los cortometrajes

La Sección Oficial contará en La 53 con 17 cortometrajes a competición, una equilibrada selección de géneros. En este recorrido por el panorama fílmico internacional, destaca la presencia de siete realizadores españoles. Ainara Porrón Arratibel deja la producción y se pasa a la dirección con Lobito bueno, bruja hermosa. Tras recoger varios premios por sus documentales, Adan Aliaga compite con The Walker. Después de presentar su primer trabajo como director en Cannes, Ian Garrido López trae a Gijón Victor XX. También están seleccionados las últimas obras de Óscar Bernàcer (Apolo81) y Pablo Lapastora (En Alabama, Sí) y los primeros trabajos de Edu Moyano (Cretinos) y Laura Jou (No me quites).

En el itinerario europeo de la sección aparece André Marques, ganador de dos premios en Gijón en 2013 por su corto Luminita y que ahora presenta Yulya. El nominado al Oscar Dominique Monfery presenta al concurso su último corto de animación, Au fil de l’eau, que ya lleva acumulados diez premios en festivales internacionales. El corto ganador de la sección Horizontes de Venecia, Belladonna, de Dubravka Turic, también está en la selección del FICX, al igual que Volta, de Stella Kyriakopoulos, título premiado por la Academia griega. Cierran la participación europea Jan y Raf Roosens con Copain, título que también participó en Cannes.

La competición de cortometrajes se completa con los últimos trabajos de Anna Fahr (Transit Game), premiado en el Interfilm Berlín; Ziya Demirel (Sali), que se llevó galardón en Sarajevo; Tian Guan (Drama), con premio en Los Ángeles; Ivan Barge (Madam Black) y Azadeh Ghochagh (Sormeh).

Palabras clave Festival de Cine, 2015