Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Katrina Bayonas o el secreto de saber cuándo ir por el dinero o por el arte

Votos

(Total de votos recibidos 158)

(Puntuación 3,00)

Katrina Bayonas
Recién sentada en el salón de actos del CCAI, Katrina Bayonas confesó lo siguiente: “Estoy tomando conciencia de que quizá es importante lo que hago”.
Lo que hace es ser una de las representantes más prestigiosas de este país a través de Kuranda, la agencia que en unos meses cumplirá 45 años al servicio de actrices, actores, directores, guionistas, músicos de bandas sonoras… Bayonas, hija y nieta de actrices inglesas, recibirá esta tarde en el Teatro Jovellanos el Premio Mujer de Cine, otorgado por el Festival Internacional de Cine de Gijón conjuntamente con Mujeres de Cine.Con Katrina Bayonas, el FICX inauguró los encuentros con la prensa en La 53. La arroparon el director del Festival, Nacho Carballo, y Ana Isabel Palacios, directora de Mujeres de Cine. El premio se lo llevará Katrina Bayonas por toda la pasión que le ha puesto a una profesión en la que es un referente absoluto, pero también supone un agradecimiento “a un sector poco reconocido en la industria”, indicó Palacios. Y todo ello consiguió conmover a Katrina Bayonas en su comparecencia ante la prensa acredita en el FICX: “Es muy bonito que se hayan fijado en este gremio. Estoy emocionada de veras, e impresionada”.Pero lo que impresiona es su trayectoria al frente de Kuranda y de Caras Nuevas, el programa con el que lleva descubriendo actores y actrices desde 1988, intérpretes como Penélope Cruz, Elena Anaya, Jordi Mollá, Alberto Ammán… ¿Qué vio en ellos y en tantos otros Katrina Bayonas? “La pasión incondicional por su arte; sin esto nada puede existir porque es una profesión muy dura”, argumenta. Dice la agente que “no hay camino fácil para ser buen actor”. Y ese camino pasa, por ejemplo, por “poner copas o fregar váteres para pagar tus clases de interpretación”. Y ese recorrido no se puede comenzar sin “la capacidad de estar en contacto con uno mismo”, es decir, abrirse en canal y mostrarse: “De la ira más tremebunda al dolor más profundo”.Katrina Bayonas era una jovencita que no sabía nada de español la primera vez que pisó este país. “Estuve unos meses para vender libros puerta a puerta a los yanquis”. A su regreso a Inglaterra, un día vio en el cine . “Pensé: tengo que volver, no puedo perderme la España de Buñuel”. Y volvió, pero no para vender libros. Otra película le mostró su futuro: . Cuando vio el Martín Santomé que Héctor Alterio creó en la película de Sergio Renán lo tuvo claro: “Era el tipo de actor que me apetecía representar”. Ana Isabel Palacios la definió como “instintiva, perseverante, enérgica”. Así que es fácil adivinar que el argentino pasó a su nómina de representados.Bayonas fue productora por razones sentimentales en un caso y por amor a un guión en otro. También admite que en algún momento de su vida soñó con dirigir películas, pero es tajante: “No valgo”. Dice que no tuvo “la suficiente pasión para dedicarme a aprender el oficio”. Sin embargo, tuvo la vehemencia necesaria para luchar por sus actores, para saber “cuándo hay que ir por el dinero o por el arte”, para aconsejarles sobre su imagen y para ver la condición humana que hay detrás del intérprete. Ése es su trabajo, que desarrolla con “puño de hierro, pero con corazón blando”, le alabó Nacho Carballo. El Festival Internacional de Cine de Gijón (20-28 noviembre) está organizado por el Ayuntamiento de Gijón, a través de Divertia Gijón S.A., y patrocinado por Liberbank, el Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y el Gobierno del Principado de Asturias. Colaboran la Televisión del Principado de Asturias, Seguros Santa Lucía, Acción Cultural Española (AC/E) a través de su Programa de Internacionalización de la Cultura Española (PICE) en su modalidad de Visitantes e Iberia.






ViridianaLa tregua

Palabras clave Festival de Cine, 2015