Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Del Buñuel fotógrafo a los retratos audiovisuales de Emily Richardson

Votos

(Total de votos recibidos 214)

(Puntuación 3,03)

EMILY
De los paisajes mexicanos a los de la costa este de Inglaterra.  Los primeros fotografiados por Luis Buñuel durante las localizaciones en México para doce de sus películas. Los otros, los captados por la cámara de Emily Richardson en el condado de Suffolk.  Son las dos propuestas expositivas de La 53 presentadas esta mañana en el CCAI.
México fotografiado por Luis Buñuel llena la Sala 2 del Antiguo Instituto de pequeños pueblos y zonas urbanas mexicanas de los cincuenta, 85 imágenes que aparecieron junto a otras casi mil en una caja de zapatos, en un lote de objetos del director de Calanda que la Filmoteca Española había adquirido hace años.

Buñuel tomó esas fotografías durante las localizaciones de doce de sus películas mexicanas, como Los olvidados, Nazarín o El ángel exterminador. Los comisarios de esta muestra, Javier Espada y Elena Cervera, volvieron a recorrer esta mañana esta colección de fotografías en blanco y negro que muestra no sólo al director sino al artista meticuloso que fue Buñuel. Cervera y Espada tardaron “meses” en componer esta muestra porque tuvieron que “descubrir” cada foto en la filmografía mexicana de Buñuel. En algunos casos no fue difícil porque calles, casas y rincones estaban fotografiados como después aparecían en las películas. “Buñuel no dejaba nada a la improvisación”, recuerda Javier Espada. Y este control hacía que sus rodajes fueran “rápidos y baratos”.

Espada también está en Gijón para presentar Tras Nazarín, el documental que sigue los pasos de la película. Ambas se verán juntas en un pase especial el domingo 22.

El CCAI también acoge Beach House, instalación de Emily Richardson a propósito de su última película, del mismo título, que ilustra el trabajo de John Penn, arquitecto, pintor, músico y poeta británico que en los años sesenta se rindió al modernismo californiano.

En el condado de Suffolk construyó nueve casas que dialogan con la naturaleza cruda y plana que las acoge.Richardson, artista a la que el FICX rinde homenaje en La 53, contó hoy frente a su instalación que su intención es vincular la idea que el modernismo tenía del futuro, con el presente de esas construcciones.

Beach House no sólo se nutre de imágenes grabadas por el propio Penn mientras diseñaba y construía la casa, sino que también aprovecha la música de corte vanguardista que grabó en esos momentos.