Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Rouby muestra un viaje iniciático entre África y Europa

Votos

(Total de votos recibidos 168)

(Puntuación 2,99)

der

Abdoulaye N’Diaye fue un senegalés que formó parte de la Force Noire, el contingente de fusileros enviados por Francia al campo de batalla en la Primera Guerra Mundial. Cuando el gobierno francés se enteró en 1998 que él era el único superviviente de esa fuerza especial, le concedió una medalla. Al llegar a su aldea el embajador de Senegal en Francia para entregarle la medalla, se encontró con que el ex soldado había fallecido la tarde anterior. Esta historia conmovió a Julien Liti y de ahí partió para crearAdama, película que compite en AnimaFICX en el Festival Internacional de Cine de Gijón.


La anécdota la contó esta tarde Simon Rouby, director de Adama, en el Café con…, el espacio en que los invitados del FICX comparten charla con prensa y público. A partir de la historia de Abdoulaye, Liti construyó la de Adama, un viaje iniciático que comienza en su aldea, “en una África mágica y mítica” Occidental, y finaliza en una “Europa ya en ruinas durante la Primera Guerra Mundial”.

“Este material dramático era muy interesante”, explicó el realizador francés, por eso hicieron que una parte importante de ese trayecto vital del protagonista trascurriera en la larga batalla de Verdún porque, indicó, “para que el adulto tuviera que nacer, el niño tenía que morir”.

Adama no es la historia de un niño soldado, aunque Rouby sí reconoció que en la historia de Julien Liti “pesa este asunto”.

Palabras clave Festival de Cine, 2015