Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Pablo Hernando: “Para rodar siempre tengo un plan B, barato, y un plan C, gratis”

Votos

(Total de votos recibidos 111)

(Puntuación 3,03)

pablo
Pablo Hernando rechaza pertenecer a algún grupo cinematográfico unido por ideologías o dogmas, ni siquiera a una corriente a la que se ha etiquetado como cine low cost. El director de Berserker fue tajante esta mañana en su comparecencia en el FICX, que le ha dedicado una de las retrospectivas de la 54. “No hay ningún movimiento ideológico –afirmó- ni somos el Dogma, aunque sí hemos coincidido en esa cosa kamikaze de hacer cine sin dinero”. Y concluyó: “Hacemos cosas muy distintas” dijo en referencia a directores como Juan Cavestany o Carlos Vermut.
¿Y cómo se hace cine sin dinero? “Con total libertad”, responde Hernando, del que el público de Gijón ha podido ver los largos Cabás, Berserker y Esa sensación (dirigida con Cavestany y Julián Génisson) y los cortos Efecto Kuleshov: Segundo experimento, Magia y Agustín del futuro.

Para Pablo Hernando, rodar sin dinero no es una cuestión de convicción sino de no llegar a poder hacerlo de otra manera. “Espero no estar ahí (en el low cost) siempre”, deseó. Cuando se plantea un rodaje, el realizador tiene un esquema básico de trabajo: “Siempre tengo un plan B, barato, y un plan C, gratis. Incluso un plan Z”. El director reconoció que no sabía cómo funcionaban las subvenciones al cine, “pero he oído historias de terror al respecto y ahora con la Ley del Cine la cosa ha empeorado”. “Buscar dinero en difícil –explicó Hernando-. Yo, por ejemplo, he recurrido al crowfunding familiar, casi pasando el cepillo. La suerte es que tengo una familia muy grande”.

Sobre sus referentes cinematográficos, Hernando reconoció haber estado obsesionado con tres directores y aún hoy seguir estándolo: Iván Zulueta y su Arrebato, Luis Buñuel y Víctor Erice.

A pesar de las dificultades, y de la crisis sobre crisis que soporta el cine, Pablo Hernando dice sentirse “optimista” respecto al futuro. Y de todo el trabajo que realiza saca algo importante: “cuando ruedas con un equipo tan pequeño y con tantas limitaciones, el equipo es tu familia y eso es algo muy bonito”.
Palabras clave Festival de Cine, 2016