Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Marc Recha: “No me interesaba hacer una película de época"

Votos

(Total de votos recibidos 6)

(Puntuación 3,33)

MARCRECHA
Tras haber participado en Cannes o San Sebastián con sus anteriores obras, Gijón acoge el estreno mundial del nuevo largometraje de Marc Recha.
El director de La vida lliure, única película nacional a concurso en el 55FICX, presentó su trabajo ante los medios junto a los actores Nùria Prims y Miquel Gelabert.

Dos niños alejados de su madre, un viejo marino y una isla apenas poblada a principios del siglo XX. El esquema podría evocar una película clásica de aventuras, pero Marc Recha (Pau y su hermano) reconstruye sus parámetros desde una arquitectura mínima. “No me interesaba hacer una película de época. Y faltaban medios económicos para ello. Así que no nos complicamos la vida con algo aparatoso”. La película abunda en planos detalle del paisaje natural de Menorca. En apenas quince días, el equipo culminó el rodaje en sus localizaciones. “Hubo que planificarlo muy bien. Me interesaba filmar lo intangible y no el lado turístico de la isla”. Además de la ubicación espacial, La vida lliure se centra en un periodo histórico concreto. “Decidimos ambientar la película en octubre de 1918, durante la I Guerra Mundial, cuando hubo más muertes por la gripe. Sumamos ese contexto al componente literario”. Recha situó sus referentes sin negar la influencia de La isla del tesoro, “pero también de los textos que escribió Josep Pla”.

Los pequeños Mariona Gomila y Macià Arguimbau sostienen el peso de una obra que apuesta por el naturalismo en la interpretación. “Hubo un trabajo minucioso de casting y queríamos preservar los acentos y el habla menorquina. Primero apareció Macià y luego Mariona”. Nùria Prims, que interpreta un pequeño papel en la película, se encargó de su trabajo: “Escogimos a dos niños sin experiencia previa, pero con mucha sensibilidad y magnetismo”, y recalcó el carácter conjunto de la tarea. “Sus familias, maestros y compañeros también han sido parte del equipo”. Completan el reparto Sergi López y Miquel Gelabert. El mallorquín da vida al tío que tutela a los hermanos tras la ausencia materna. “Me llena de satisfacción sentir el aprecio de la gente que crece, ir mirándoles más que corrigiendo”, apuntó sobre su trabajo con los debutantes.

Acerca de su presencia en Gijón, Recha declaró que “el público de festival es el mismo que va a salas, pero la forma de ver el cine en ellos es diferente”, y también que, después de casi tres décadas de carrera, “si pudiera evitar hablar de mi trabajo sería más fácil”, porque “las películas son para el espectador”. Tras su estreno mundial en el 55FICX, Splendor Films llevará próximamente La vida lliure a las salas.

Sergio de Benito
.
Palabras clave Festival de Cine, 2017