Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

John Carroll Lynch: “Harry Dean Stanton fue la inspiración de mi película”

Votos

(Total de votos recibidos 0)

(Puntuación 0)

carrolllynch
Lucky es el testamento fílmico del fallecido actor Harry Dean Stanton (1926-2017), a quien homenajea el 55FICX. Su debutante director John Carroll Lynch, proveniente también de la interpretación, presentó la obra ante los medios.
Trabajar con el veterano actor, al que calificó como “la inspiración” de este viaje existencial de un anciano de 90 años, supuso para Carroll Lynch “un gran desafío”. “Le habían propuesto algunos roles estelares últimamente, pero ya estaba semijubilado”. Aquí aceptó dar vida al protagonista porque “había cosas que él quería transmitir” y por eso “sintió como suyos muchos diálogos y momentos”. Además del trabajo de Dean Stanton, Lucky cuenta con un papel para David Lynch (Mulholland Drive), con el que el director comparte apellido pero no parentesco. “En ningún momento se puso a dar consejos de dirección, llegó al final del rodaje y se limitó a actuar”.

Secundario en títulos tan emblemáticos como Fargo (1996) o Zodiac (2007), hasta ahora John Carroll Lynch no tenía más bagaje en la dirección que “un corto para un amigo”. Su primera experiencia detrás de las cámaras surgió casi por casualidad. “Me salió esta oportunidad porque hace 16 años filmé aquel corto con uno de los guionistas”, del mismo modo que en aquel momento rodó “porque mi esposa estaba de viaje y tenía el fin de semana libre”. Los dos guionistas, Logan Sparks y Drago Sumonja, son también noveles en el largometraje.

Como actor debutante en la dirección, Carroll Lynch apuntó similitudes entre ambas tareas: “El aspecto narrativo está en ambas labores”. Sin embargo, considera que al actuar “se entra bastante tarde al proceso creativo” porque “otros han concebido el mundo que vas a habitar”, mientras que dirigiendo por primera vez tuvo ocasión de “tomar todas esas decisiones desde el principio”. En Lucky encontró un proyecto “razonable, con sentido para ser un debut y ligada a un actor tremendo”, lo que “resolvía todos los problemas de producción”.

Además de servir ahora como homenaje del 55FICX a Harry Dean Stanton, el germen de Lucky ya tenía la muerte como temática capital. “Mi madre falleció hace cuatro años”, a lo que se unió el diagnóstico personal de “un cáncer de próstata, del que ya estoy curado”. La enfermedad sirvió a Carroll Lynch para darse cuenta de que “el tiempo es oro” y “tenía que aprovechar todas las oportunidades para expresarme, en lo personal y lo profesional”.

Como cree que “las cosas simplemente pasan”, prefiere no pensar demasiado en el futuro. Lo que sí sabe es que le interesa seguir dirigiendo, quizá con algo “más complejo visualmente y en la escritura”, y que lo próximo será un show televisivo del creador de Trailer Park Boys, sobre “cereales, marihuana y mapaches”.

Sergio de Benito

.
Palabras clave Festival de Cine, 2017