Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.
Pese a que el cine fue, desde sus comienzos, arte y diversión, parece que algunos querrían desterrar esta última palabara para siempre de la ecuación cinemato gráfica, eliminándola definitívamente del idioma engolado y pedante de muchos  festivales de cine.


Para impedirlo está, precisamente, La Noche Innombrable del Festival Internacional de Cine de Gijón. No es que el FICX la necesite… es que todos los festivales necesitan una (como mínimo). Una noche donde la palabra que nunca puede ser nombrada brille por su presencia, destacada y en negrita: diversión.Diversión que no deja de ser arte. Pues se necesita saber hacer y ver mucho buen cine, para lograr divertir cumpliendo a la vez los requisitos no escritos del mejor espectáculo cinematográfico, fundiendo entretenimiento, sentido de la maravilla e incluso delirio, con creatividad artística, respecto hacia el espectador, y excelencia en la factura técnica. Esta tercera Noche Innombrable, segunda desde su resurrección, espera haber conseguido volver a conjuntarlo todo en un interesante programa diseñado para entretener. Del mismo modo que, con la línea clara trazada en las ediciones previas, esperamos haber conseguido vuestra complicidad, motivo por el que queremos que esta vez nos acompañéis “a ciegas”, sumando así al acto más inteligente, radical y sofisticado que hay -divertirse con el buen cine-, uno de los actos más generosos y gratificantes que se puede regalar como espectador: el del apoyo incondicional y la militancia.