Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

La noche innombrable

La década de lo innombrable

Cada época histórica, cada era cósmica, atraviesa un periodo de Oscuridad en el que florecen las criaturas más extrañas, obscenas y peligrosas. Son aquellos seres innombrables que pueblan nuestras pesadillas pero, también, nuestros más húmedos e inconfesos sueños, pues en su abyección encontramos el mayor de los consuelos para aquella depravación infinita que yace también oculta –aunque no demasiado- en nuestro interior. A través de su presencia invisible pero palpable como el peso del agua, bajo su atmósfera ponzoñosamente opiácea, inhalando los perfumes de lo prohibido, de lo más bajo y degradado, disfrutamos del hedor íntimo, familiar, de la degeneración considerada como una de las Bellas Artes. Este año, La Noche Innombrable corre el velo del Tiempo que nos separa de los 80 del siglo XX. Una década prodigiosa, de ilusión, progreso y bienestar, de buenos sentimientos (buen rollo, se decía entonces), cosmopolitismo, triunfo económico y sueños eléctricos… Pero esos 80 no son los nuestros. Los nuestros son aquella década infame y decadente que supuraba perversidad y diversión salvaje bajo la fina pátina de la corrección política. Este año abrimos la Caja de Pandora del cine más bizarre, desopilante, grotesco y extravagante de los 80… Tal y como lo rescata el siglo XXI. Un ejercicio de nostalgia perversa, lleno de gore, humor cafre, romanticismo freak, acción cutre y héroes a la medida de quienes vivimos (y en cierto modo, morimos) en los años 80.

Más allá de la Cúpula del Trueno, de Mad Max, Terminator y John Carpenter, abrazad con entusiasmo el cajón desastre de la década maldita y penetrad conTurbo Kid en el universo de Los Bicivoladores, Cherry 2000, El guerrero del amanecer, Cyborg, Asesinos del futuro, Mutantes en la universidad, Cazador del espacio, Guerreros del desierto, Curso 1999… y otras delicias para paladares depravados, cuyos vicios estén por encima de sus prejuicios. Esta Noche Innombrable resucita los 80 más infames, los de la Ozploitation y la Canuxploitation, los de la Troma, la Cannon y la Concorde, los del esplendor del VHS y el reinado del videoclub, recuperados con la gracia y el estilo de quienes saben que en los oscuros eones se invierten los polos. Que más es menos y menos es más. Arriba está abajo y abajo arriba. Que hace falta muy buen gusto para tener mal gusto. Y que los últimos serán los primeros… En el infierno.

Jesús Palacios

  • turbo kid

    Turbo Kid

     Canadá, Nueva Zelanda
    Duración:  89 min.
    Intérpretes:  Munro Chambers (the Kid), Laurence Leboeuf (Apple), Michael Ironside (Zeus)
     LA NOCHE INNOMBRABLE
     Anouk Whissell, François Simard, Yoann-Karl Whissell
    Ver
  • amormono

    Amor de mono

     España
    Duración:  4 min.
    Intérpretes:
     LA NOCHE INNOMBRABLE
     Paulo Mosca, Abel Sánchez
    Ver