Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

No et moi

- noetmoi.jpg
Título internacional No and me
Sección 49 edición - Enfants Terribles
Nacionalidad Francia
Año 2010
Formato 35mm
Color / B&N Color
Duración 105 min
Idioma original Francés
Dirección Zabou Breitman
Guión Zabou Breitman, Agnes de Sacy
Montaje Françoise Bernard
Fotografía Michelle Amatieu
Vestuario Marie-Laure Lasson
Producción Frédéric Brillion, Gilles Legrand
Diseño de producción François Emmanuelli
Intérpretes Nina Rodriguez (Lou), Julie-Marie Parmentier (No), Antonin Chalon (Lucas), Zabou Breitman (madre), Bernard Campan (padre)
Compañía productora Epithéte Films
Compañía distribuidora Roissy Films
Sinopsis Lou es una niña de 13 años precoz para su edad, cuya inteligencia ha puesto un obstáculo difícil de saltar entre ella y su vida social. Un padre rígido y una madre deprimida tras una pérdida completan su cuadro vital, triste estampa para una edad pletórica como es el comienzo de la adolescencia. Un día, mientras hace un trabajo de campo para clase sobre los sin techo, Lou da con No (de Nora), una vagabunda de 19 años que se empeñará en acoger en su casa, lográndolo a base de tenaz agudeza. Así empieza una relación llena de aristas, pero que también hará fluir por la vida de Lou la savia eufórica de su edad, hasta ahora dormida. Experimento de convivencia catalizador, que de alguna manera hará que el flujo de los acontecimientos se tuerza (o se enderece, según el caso) para todos.
Biografía del director Zabou Breitman, cuyo verdadero nombre es Isabelle Breitman, es una actriz, productora y directora francesa, nacida en 1959 en París. Hija del guionista Jean-Claude Deret (Claude Breitman) y de la actriz Céline Léger, hizo su debut como actriz, la niña en 1965 en un episodio de una serie escrita por su padre. En 2001 dirigió Se souvenir des belles choses, con Isabelle Carré y Bernard Campan. La película recibió en 2003 tres premios César, entre ellos el de la mejor primera obra de ficción.