Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Crulic - Drumul spre dincolo

crulic
Título internacional Crulic - The Path to Beyond
Sección 50 edición - Animaficx
Nacionalidad Rumanía, Polonia
Año 2011
Color / B&N Color
Duración 73 min.
Idioma original Rumano
Dirección Anca Damian
Guión Anca Damian
Fotografía Anca Damian
Música Piotr Dziubek
Dirección de arte Dan Panaitescu, Raluca Popa, Dragos Stefan, Roxana Bentu, Tuliu Oltean
Producción Anca Damian
Intérpretes (Narradores) Vlad Ivanov, Jamie Sives
Compañía productora Aparte Film
Compañía distribuidora / Ventas internacionales: Wide Management
Sinopsis
Esta película, reciente ganadora en el prestigioso Festival de Annecy, es un documental animado que nos narra la historia real de Claudio Crulic, un rumano de 33 años que viajaba habitualmente a Polonia para comprar mercadería que revender en su país y que, tras ser detenido por el robo de la billetera de un juez polaco y el uso de sus tarjetas de crédito por un importe de 500 euros, clama por su inocencia y logra demostrar que el día del robo se encontraba en Italia atendiendo otros asuntos. Pruebas que las autoridades deciden obviar a la luz de un par de viejos arrestos anteriores de Claudio que, a falta de respuesta a sus súplicas, inicia una huelga de hambre que terminó de la peor manera posible: con su muerte. Es ese dramático final el momento que elige la directora rumana Anca Damian para narrarnos esta cruel historia de una injusticia impropia del siglo que vivimos, utilizando por un lado el recurso de la animación en una amplia variedad de formatos (dibujos a la acuarela, stop-motion, collage, etc...), lo que dota a la película de una belleza plástica fascinante que contrasta con lo oscuro de los acontecimientos; y por otro lado valiéndose del propio Crulic como narrador de su drama, en primera persona, lo que hace que el espectador prácticamente pueda sentir la angustia y la frustración que la víctima pudo experimentar ante su cruel destino. Sin duda una de las experiencias cinematográficas más interesantes de los últimos años.